lunes, 19 de noviembre de 2007

LA VIDA EN LA GRANJA II. LA MATANZA.


Hola, soy Ainhoa. Continúo el artículo sobre la vida en la granja que escribí hace unas semanas.

El amo tiene que alimentar a los cerdos para que el adulto pueda alimentar a sus lechones (lechón significa cría de cerdo), para que cuando estén en su punto venderlos.

Con una cerda tiene el cubo de agua lleno, el amo coge un poco de agua y la reparte a las cerdas.

Cuando los lechones se hacen mayores los quitan de su madre. Primero toman leche en polvo, después leche en polvo mezclada con pienso, y luego sólo pienso (pienso significa comida para cerdos).



La matanza es una tradición muy antigua. Se hace algo parecido a esto: primero entras a la granja. Escoges un cerdo, lo sacas fuera y lo cuelgas boca abajo. Luego afilas el cuchillo y coges un balde que pones debajo del cerdo. Se clava el cuchillo en el cuello del cerdo y caerá la sangre al balde. Alguien la remueve para que no se cuaje.

Luego abren el cerdo, le arrancan la piel, le quitan los instestinos, cogen el hígado para comérselo. Cogen la sangre y pican la carne que van sacando. La mezcla que se hace se mete en una máquina y sale por un agujero en el que hay sujeto un trozo de intestino. Al apretar una madera hacia abajo va saliendo la carne y se queda envuelta en el intestino. Luego se atan los extremos de la tripa (el intestino), y ya está.

Un abrazo, Ainhoa.

7 comentarios:

Agüero dijo...

Hola Ainhoa;
Bueno...si que has resumido lo que es la matanza...con tanto trabajo que da; contigo parece tan sencillo, pero...¿Qué hemos hecho?¿Longanizas, chorizos, salchichones?¿Y qué se hace con la sangre que se movía para que no coagulara? ¿Morcillas, pellas (peyas, pejas, o como se escriba)o o fasimenta?Madre mía, pues sí que hay capitulos pora escribir...¿no te parece?Un abrazo enorme. ;) Eva

marta dijo...

Hola ! Muy interesante el artículo, en el pueblo de mi marido (Batea, cerca de Gandesa) antes cada casa hacia su matanza, pero hace ya años que no se permite, y hay que llevar los cerdos al matadero.

Mi marido cuenta que cuando él era pequeño, para tenerlo ocupado le encargaban que sujetara la cola al cerdo. ¡Se sentía muy importante!:-)

Bajo Gállego dijo...

Hola Ainhoa!!! Soy Malena de Perdiguera. Me gusta mucho tu noticia y sobre todo , las fotos de los cerditos. Un beso y hasta luego.

Anónimo dijo...

hola!!!
Que bien has comentado el comienzo de la matanza, el siguiente capitulo ya sabes, explicar como se hacen los embutidos. Sigue asi. Un beso

Anónimo dijo...

Hola a todos.

Hoy precisamente, 27 de noviembre de 2007, mi padre mata a un cerdo y cuando hace butifarra tiene que cocer cebolla. Un día la probé y estaba dulce. Si lo queréis probar...

Otro día cuando hagamos la Vida en la Granja III, si es que lo hacemos, os explicaré cómo se hace el embutido, aunque primero me tendré que informar bien. Se lo preguntaré a mi abuela y a mi madre cuando lo hagan.

Besos y un abrazo a todos, Ainhoa.

aLterJud dijo...

Quisiera felicitarlos por su página..

PERO LA EXPLOTACIÓN DE LOS ANIMALES PARA NUESTRO ENTRETENIMIENTO, VESTIDO O CONSUMO ES TOTALMENTE CRUEL E INJUSTO.

Me sorprende ver cómo relatan la "vida en la granja" y se piden fotos de los "cerditos", cuyos cadáveres dan de comer más tarde a sus hijos. Sin importar la crueldad y la salud, pues la grasa de cerdo es dañina para sus pequeños cuerpos.

Ojalá un día veamos con los ojos abiertos la crueldad a la que sometemos a seres que nada pueden hacer sino esperar la muerte para no prolongar el sufrimiento que les inflingimos.

Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Hola Alterjud.

Gracias por la visita.

Sólo te puedo decir que vivimos en un mundo donde unos seres vivos comen a otros. Los vegetales también son seres vivos. Incluso existen líneas de investigación actuales que demuestran ciertos comportamientos sociales de algunos vegetales.

Después, la crueldad, el abuso y consumo desmesurado, ..., son asuntos éticos que se escapan del objeto de este blog. Aquí se habla de los temas que están en la cabeza de los niños, y, aunque no se esté de acuerdo, esta práctica forma parte del conjunto de tradiciones locales.

Te aseguro que estos niños tienen una gran sensiblidad por el mundo que les rodea, y se intenta cultivar en mayor medida cada día.

Un saludo.
José Luis.