viernes, 5 de octubre de 2007

LA SERPIENTE EN EL CAMPO.


Hola.

Esta semana hemos ido con nuestro profesor de excursión yo, Ainhoa, y mi amiga Luisa.

Paseando, mi amiga Luisa casi pisa una serpiente porque se pensaba que era un palo, pero era pequeñita.

Mi profesor, que estaba fuera de servicio, llevaba una cámara de fotos. Hicimos unas cuantas fotos. La cogimos las dos y el profe, claro, y nos hicimos fotos con ella. Era una serpiente lisa, que no son peligrosas, era muy bonita, pero olía fatal.

Ponemos unas cuantas fotos, que esperamos os gusten (también hay una de un sapo que vio nuestro profesor). Cuando vayáis por el campo haceos una lista de las serpientes buenas y malas, con una foto de ellas en cada lado, porque podrán ser buenas y vosotros matarlas. Si son venenosas, como las víboras, dejadlas marchar. Si no le hacéis nada, no os hará nada. A Luisa y a mí, cuando volvíamos vimos como un rastro de serpiente, de las gordas, como si la hubieran aplastado y matado, y la hubieran tirado al barranco. Vimos también tres piedras, con un agujero entre medio, y podía ser un nido de serpiente. Y también hierbas secas en forma de nido que en el medio llevaban marcas como si hubiera estado un pájaro.




Un abrazo a todos los que entren al blog.

Luisa y Ainhoa.

4 comentarios:

Cristina dijo...

Guauu, qué experiencia más bonita Tener una culebra en las manos debe ser estupendo. Yo nunca he cogido ninguna.
Los reptiles nos dan un poco de repelús pero son magníficos aliados nuestros en la naturaleza porque se alimentan de ratones y nos hacen un gran favor al controlar su población y que no nos invadan los campos y las casas.
Enhorabuena por ser tan valientes y cogerla sin miedo;)
Saludetess
Cristina

Anónimo dijo...

Qué suerte chicos, haber encontrado una culebrilla, yo tambien encontré una igual que esa cerca de ese lugar. Ahora que las conoceís mejor ya sabreís que no son nada peligrosas.

Un abrazo clase¡¡
Pablo

Anónimo dijo...

ÑÑÑÑÑÑÑÑÑ Aun me estan chirriando los dientes al veros en las fotos con la serpiente en la mano...Es que me dan mucha impresion, no es asco, no es miedo, es porque cuando la yaya trabajaba en las pieles trajo un dia un trocito de piel de serpiente y al tocarla me dio un escalofrio, y desde ese dia jamas he podido volver a tocar este tipo de pieles. Sois muy valientes al atreveros a tocar estos animales y estoy muy sorprendida por ser capaces de diferenciar las diferentes especies que hay. Pero , por favor, tened cuidado en todo lo que haceis. Un abrazo muy fuerte.
Por cierto, el bebe esta genial y Lucas con su comienzo de temporada de caza.
Un beso
Tia Maria (Zaragoza)

Clase de segundo ciclo de Peñarroya de Tastavins dijo...

Hola Cristina, Pablo, y tía María:

No te preocupes Cristina, que algunas no hacen nada. Aún te quedan muchos años para encontrar una.

Sergio dice que es importante no tocarla o molestarla si no se tiene muy claro que no es peligrosa. Hay especies que sí pueden hacernos mucho daño si las molestamos (si no lo hacemos, seguro que no).

Alejandro dice que una vez vio que vendían serpientes en Valderrobres. Le parece mal que lo hagan porque las pueden soltar o matarlas, y seguro que esos animales están mejor en libertad.

Un abrazo.
Luisa y Ainhoa.